jueves 20 enero 2022 - 8:49:22 por la tarde

EAU, Jordania e Israel colaboran para mitigar el cambio climático con un proyecto de sostenibilidad


DUBAI, 22 NOV 2021 (WAM) -- Los gobiernos de Jordania, Israel y los Emiratos Árabes Unidos han firmado hoy una histórica declaración de intenciones para producir electricidad renovable y aumentar la capacidad de desalinización de agua y hacer frente a la amenaza que supone el cambio climático para la seguridad energética y del agua en la región.

La firma, que tuvo lugar en el Pabellón de Liderazgo de los EAU en la Expo de Dubai, fue presenciada por el Dr. Sultan bin Ahmed Al Jaber, Ministro de Industria y Tecnología Avanzada y Enviado Especial para el Cambio Climático, y John Kerry, Enviado Presidencial Especial de EE.UU. para el Clima.

La declaración fue firmada por Mariam bint Mohammed Almheiri, Ministra de Cambio Climático y Medio Ambiente, Mohammad Al-Najjar, Ministro de Agua e Irrigación de Jordania, y Karine Elharrar, Ministra de Energía de Israel.

La declaración de intenciones consta de dos componentes interdependientes y contingentes. Uno, Prosperidad Verde, prevé la construcción de plantas solares fotovoltaicas con una capacidad de 600 MW en Jordania, y la exportación de toda la energía limpia producida a Israel. El segundo, Prosperity Blue, es un programa de desalinización de agua sostenible que se construirá en Israel para suministrar a Jordania hasta 200 millones de metros cúbicos de agua desalinizada.

Está previsto que los estudios de viabilidad del proyecto comiencen en 2022.

Comentando sobre la declaración, Su Alteza el Jeque Abdullah bin Zayed Al Nahyan, Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional, dijo: "El cambio climático ya está teniendo un gran impacto en los países y comunidades de Oriente Medio. Mientras nos preparamos para acoger la COP28 en los EAU en 2023, demostramos con esta declaración que todas las naciones pueden trabajar juntas para impulsar la transición energética y construir un futuro más sostenible para todos".

"Los Emiratos Árabes Unidos se complace en desempeñar un papel en la unión de Israel y Jordania en una iniciativa que refuerza la seguridad climática y los intereses comunes de ambos países. Esta declaración es sólo uno de los resultados positivos de los Acuerdos de Abraham que está sirviendo para reforzar la paz, la estabilidad y la prosperidad regionales, al tiempo que mejora las vidas y las perspectivas de futuro de todos los pueblos de la región."

Mohammad Al-Najjar declaró: "El cambio climático y la afluencia de refugiados han agravado aún más los problemas del agua en Jordania; sin embargo, hay muchas oportunidades de cooperación regional para ayudar a aumentar la sostenibilidad del sector".

"La desalinización del agua es un componente importante de nuestra estrategia global para la sostenibilidad del sector del agua, y estamos buscando continuamente diferentes maneras de ayudar a aumentar el suministro de agua, como la recepción de hasta 200 millones de metros cúbicos de agua desalinizada como parte de esta declaración."

Por su parte, Karine Elharrar declaró: "La declaración de intenciones que firmamos hoy no sólo es buena para el Estado de Israel y el Reino Hachemita de Jordania, sino para toda la región, y enviará un fuerte mensaje a todo el mundo sobre cómo las naciones pueden trabajar juntas para luchar contra la crisis climática".

"Agradezco a todos nuestros socios jordanos, emiratíes y estadounidenses, que han trabajado incansablemente con nosotros para desarrollar y promover estas soluciones innovadoras que nos ayudarán en la región a hacer frente a los efectos del cambio climático".

"Dos países con necesidades diferentes, con capacidades diferentes, y cada uno de ellos ayudando al otro a afrontar sus retos de una manera más limpia, más ecológica y más eficiente. Jordania tiene una abundancia de territorio y sol que es perfecta para los campos de paneles solares, buenos para las soluciones energéticas y el almacenamiento, e Israel tiene plantas de desalinización que pueden ayudar a Jordania con su escasez de agua".

El Dr. Sultan Al Jaber dijo: "El logro de hoy es una poderosa demostración de cómo la acción climática progresiva no sólo puede mejorar la seguridad de los recursos, sino que también sirve para tender puentes entre los pueblos y reforzar la estabilidad regional. Los EAU se complace en contribuir a una iniciativa que ayudará a Israel a alcanzar sus objetivos de energía limpia, al tiempo que mejora el acceso de Jordania al agua potable. Este es el tipo de acción climática inclusiva que combina la buena política, el pensamiento creativo y el espíritu de verdadera asociación para lograr resultados prácticos más allá de la región inmediata".

"Tras la confirmación de los EAU como anfitriones de la COP 28 en 2023, los EAU está dispuesto a demostrar cómo esta región puede aumentar la ambición climática de manera que, en conjunto, mejore el desarrollo sostenible, la estabilidad y la prosperidad. La declaración de hoy es un gran ejemplo de ello que podemos aprovechar".

John Kerry dijo: "Oriente Medio está en la primera línea de la crisis climática. Solo trabajando juntos podrán los países de la región estar a la altura del desafío. La iniciativa de hoy es un buen ejemplo de cómo la cooperación puede acelerar la transición energética y crear una mayor resistencia a los impactos del cambio climático".

"Estados Unidos está impresionado por las medidas valientes y creativas de las partes que han hecho posible esta declaración, y espera trabajar con las partes, así como con otros en la región y en todo el mundo, para convertir nuestro desafío climático compartido en una oportunidad para construir un futuro más próspero."

Israel tiene como objetivo que el 30% de su energía proceda de fuentes renovables para 2030, frente a un objetivo anterior del 17%, en su intento de conseguir emisiones netas de carbono en el sector energético para 2050.

Jordania es el segundo país con mayor escasez de agua del mundo, con unos recursos hídricos renovables anuales de apenas 80 metros cúbicos por persona, muy por debajo del umbral de 500 metros cúbicos por persona que define la escasez grave de agua.

Esta declaración ha sido posible gracias a la firma de los Acuerdos de Abraham en agosto de 2020, que abrieron una nueva era de cooperación entre los EAU e Israel.

Traducido por: A. Abdelazeem http://wam.ae/en/details/1395302995503

WAM/Spanish